Yo danzo. El autorretrato como alimento para el alma

5 jul

Con respeto y admiración a la Escuela Foto Arte, que transforman miradas.

Siempre quise que la fotógrafa Aglaia Berlutti me diera clase, creo que es una de las mujeres más talentosas de la fotografía venezolana y hoy con el corazón erguido puedo decir que he sido su alumna, no la mejor, no la más disciplinada; pero su alumna.

En los espacios mágicos de la Escuela Foto Arte http://www.laescuelafotoarte.com/ en Altamira, tuve la dicha y el vaporón, de participar en el taller de autorretratos que finalizó el sábado pasado.

Yo había hecho uno que otro intento de hacer autorretratos, nada concreto, sin plantearme boceto, historia, y además manteniendo distancia absoluta del lente, real paradoja porque además en Flickr el albúm se titural “Yo me encuentro” https://flic.kr/s/aHsjuRBzWk ; pero por algún lado había que empezar. 

Creo en realidad que para aquellos que nos hemos acostumbrado solamente a documentar, virar el lente hacia nosotros mismos lo consideramos una osadía, ahora puedo decir que fue en mi caso particular una hazaña; lo digo así de rimbombate porque en la primera clase, Aglaia, se dedicó a describir nuestro trabajo fotográfico y además a darnos referentes de autorretratistas en el mundo que pudiesen acercarse a la personalidad de cada uno de los presentes; entonces me dije, esto va muy en serio.

Entre varias opciones que ella me dio, me quedé paseando mis ojos en la obra de Francesca Woodman http://www.artnet.com/artists/francesca-woodman/2 algo de ella me capturó, su fragilidad y al mismo tiempo absoluta simbología femenina, lo elaborado de la construcción de sus fotos que cada una es un mundo particular. Por supuesto lo que yo hice ni siquiera se acerca a su obra, sería una barbaridad decir eso; pero sí me guió a crear mi escenario.

Swan Song, 1978,  Francesca Woodman

Swan Song, 1978,
Francesca Woodman

——————————————-

Luego de hacerme la loca, no hacer algunas tareas, ver la mirada punzante de Aglaia y su voz dulce que no combinaba con la amenaza de sus pupilas, diciéndome que esperaba que hiciera mi trabajo final; suspiré profundo y entonces imaginé lo que quería hacer. Lo hice. No hay maquillaje, ni siquiera sonrisa, sólo mi danza y más piezas de mí reconstruidas, nuevos paisajes en mi alma.

Encontrarme a través del lente ha sido mágico, sanador, escalofriante. Puedo afirmar que desde el año 2012, donde decidí dejar un hermoso trabajo en cual ya cumpliría cerca de 8 años por un viaje al continente africano, con la excusa de estudiar inglés en Sudáfrica; fue el principio de encarar mi vida con otra mirada; para ese viaje lo entregué todo, mis cosas materiales, una vida construida con excesivos espacios de confort, mi carrera profesional, todo. 

Este año ha sido muy rudo,  empezó con una operación de riesgo que es el paso adelante para que el cáncer no tenga terreno, al menos es mi lucha y fe. Estar en un trabajo hostil, donde hacer el bien está fuera del paisaje. Ver mis libros confinados en 34 cajas, y saber que tardará un poco en que vuelvan a respirar. Estar separada de Ekaré y no poderle ofrecer un hogar a mi lado. Extrañar a Sudáfrica cada día. Estoy en un viaje de aguas muy turbulentas, aún así creo que ha sido necesario y en él está presente la mujer que he decido ser, no la que quieren los demás, sino la que se siente libre y plena consigo misma; la que ha resistido con fe, sin perder la dulzura aunque el llanto llegue muchas veces;  sigo tomando decisiones, no deseo detenerme. No lo he hecho, no lo haré.

Acompañado al proceso fotográfico, ha estado la presencia generosa de mis profesores de Psicología Positiva, dos de ellos, Pura Zavarce y César Yacsirk, que con sus experiencias de vida, sus conocimientos y además dulzura me han entregado una lamparita para que en muchos espacios de mi alma  donde no estaba prendiendo la luz,  vea mis nuevos destellos;  sumado al apoyo solidario mi comadre y hermana amada, Rosybel Mejía quien me recuerda siempre que soy parte de su hogar; la alegría plena de Luna Arroyo y su generosidad permanente, esa telaraña luminosa donde Dios nos hace tejer acciones solidarias por los demás; Dahilis Vanegas que me ha permitido compartir su vida religiosa, la cual ha sido mi protección en el desierto; Carolina Santander que es mi respaldo espiritual, mi maestra; Rómulo Avendaño que fue quien me puso de nuevo la cámara en mis manos y sin duda Aglaia Berlutti y su capacidad de deshojarme.

Ustedes han sido las personas que en distintos planos de mi vida, han sujetado mis manos, pensamiento, movido mis emociones hacia el amor fluido, como fuente de chocolate dulce, y limpiado mis lágrimas para que yo no deje de danzar este año; además creo se están enterando de  lo que han hecho; mi convivencia con ustedes ha logrado en mí esfuerzos sinceros para renovarme. Algo de ustedes están en estas fotos. Gracias.

————————

La danza de mi autorretrato es para ustedes, para mí que no debo olvidar todo lo que he avanzado desde mis propias sombras; porque además Dios ni mis protectores  han dejado de estar aqui. Los amor con plenitud.

Yo danzo, autorretrato, Junio 2014

Yo danzo, autorretrato, Junio 2014

Yo acepto, autorretrato, Junio 2014

Yo acepto, autorretrato, Junio 2014

Yo invoco, autorretrato, Junio 2014

Yo invoco, autorretrato, Junio 2014

Yo soy, autorretrato, Junio 2014

Yo soy, autorretrato, Junio 2014

 

Yo decido, autorretrato, Junio 2014

Yo decido, autorretrato, Junio 2014

Te perdono, catalejo, porque hay amores que son inciertos

25 jun

Hoy deberíamos estar abrazados cumpliendo sueños que se evaporaron en la mitad del Atacama. Yo a pesar de mis pies quemados de tanto danzar en el desierto invocando tu libertad, soy hoy, capaz de celebrar tu vida. Lo seré siempre.

Vengo a decirte así, a pulmón lleno que te perdono, como lo hace el sol cada vez que vuelve amanecer, aunque la noche nos arrancara el último miedo.

Cruzar la cordillera fue un acto insensato, el mejor de mi vida, inédito, extraordinario. Un beso a destiempo, un llanto disfrazado, tus manos extendidas hacia las mías cuando nos arrebataron el tiempo.

Vengo a decirte que te extraño, que es cierto como que todavía puedo pensarte; pero esta esta vez mi catalejo me estoy quedando lejana, ausente, sin mareas ni vientos.

Vengo a decirte que el amor está intacto, pero que  migró de mis pupilas, porque corría el riesgo de quedarme ciega, sin barca, sin consuelo.

Eso, eso, vengo a decirte que alzo vuelo y con el corazón hinchado de paz, vengo con mi perdón a cielo abierto.

Catalejo mío. Corazón inquieto. Feliz cumpleaños, te dejo mi perfume de rosas en el mismo punto en  que el desierto nos miró con inocencia y desvelo.

Neruda tenía razón, soy la última de tus rosas. Un beso completo.

Imagen

Desierto de Atacama  - Chile 2012

Rómulo, fotógrafo peregrino

24 jun
Captura por la fotógrafa  Dani Garofalo - Paraguaná 2014

Captura por la fotógrafa Dani Garofalo – Paraguaná 2014

Me lo crucé un día cualquiera, que pasó a ser un día extraordinario;  de allí en adelante mis ojos se han nutrido de su esfuerzo y dedicación por la fotografía. 

Hace poco un amigo en común, Ricardo Arispe le construyó su página web y yo paseando en ella, luego haciéndole mis comentarios, terminé sin darme cuenta, ruborizada, temblorosa, orgullosa, escribiendo su biografía para la página. Él la leyó y antes de que yo pestañeara ya la tenía publicada. 

Aquí les dejo su página http://www.romuloavendano.com/ , su más reciente publicación es “Estación Central” http://www.romuloavendano.com/estacion-central/ en La India, viaje del cual no ha regresado.

Les dejo también lo que escribí de él, a amor pleno, a esperanza llena. Rómulo es justamente lo que quisiera multiplicar en el país para que se fortalezca la fe en las cosas posibles, el trabajo a diario en positivo.

Vengo a echar el cuento, hoy día de San Juan, para que no nos falte energía, ingenuidad y muchas millas para recorrer documentando la vida; es mi oración simple para todos los que poseemos alma viajera y necesidad del mundo.

Rómulo: Es un honor que se crucen nuestras miradas, de foto a foto, de poesía a poesía. 

Tierra negra

Tierra negra

—————–

Biografía de Rómulo Avendaño: http://www.romuloavendano.com/biografia/

Viajar a través del mundo interno, descubrirse creador y dueño de una visión, sentir que la adultez es un nuevo bosque lleno de frutos y exquisitos perfumes; encontrarse a sí mismo con el poder absoluto de vivir y andar en el planeta sin desperdicio alguno; reconstruir manos y alma para un nuevo camino, ser lo que hoy se es en plenitud: Un apasionado de la fotografía.

Un marino nunca deja el mar, debe pedirle permiso para emprender otros viajes y entender que en tierra y cielo también hay que remontar olas, eso siempre será un reto, como la carrera fotográfica de Rómulo Avendaño. Así, desprendido de años de experiencia marítima, él encuentra en el 2008 un nuevo mar: La fotografía. Formado en los espacios de la escuela de Roberto Mata y Avecofa, logra conectarse con otra manera de mirar, hace alianza con el lente y descubre un sinfín de nuevas olas crespas y aguas serenas.

Dos años después, en el 2010, recorre las costas venezolanas y obtiene como resultado su trabajo “Tierra Negra”, dedica su exploración a encontrarse con las raíces de las generaciones afro descendientes que hoy son fuerza, tambores, cacao y miel de nuestros bordes marítimos. Esta serie de imágenes fue posteriormente publicada por el diario El Universal en su sección “Mirada Expuesta”, editada por el periodista Juan Antonio González.

El 2011 una explosión de color, tierra, misticismo y sabor, fue el camino que atrapó a Rómulo; un viaje a distintas ciudades de La India marcó su idilio total con la cámara. Así florece su puesta fotográfica denominada “Samsara”. En ella logró representar el ciclo de la vida humana, desde el nacimiento hasta la muerte y además adentrándose en los pasillos misteriosos de la reencarnación.

En marzo del 2013, documenta el funeral del fallecido Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías; esta serie fotográfica le otorga en la ciudad de Nueva York, el acceso a uno de los diez cupos reservados para fotógrafos extranjeros del prestigioso taller de fotografía documental fundado por el ganador del premio Pulitzer, Eddie Adams. Rómulo Avendaño se convierte en el primer fotógrafo venezolano con tal oportunidad.

Durante este taller fue guiado por el fotógrafo John White, ganador del premio Pulitzer en el año 1982, el fotógrafo vietnamita Nick Ut, ganador del premio Pulitzer por su famosa foto de “La Niña de Napalm” en el año 1972 y por el fotógrafo Argentino Rodrigo Abd, premio Pulitzer 2013, entre otros fotógrafos internacionales; esta experiencia logra agudizar sobre cómo documentar y dejar huella gráfica.

París, la Ciudad Luz, mujer de pasiones descarnadas, mirada altiva y paladar exquisito, cede en junio de 2013 espacios destinados sólo para sus amores y genios; ella sucumbe y susurra ante la mirada de Rómulo y permite que le entregue un antiguo perfume. Es así como “Samsara” llega a la exposición “Metiers Du Monde” en la Galerie de la Cite Internationale des Arts de París, muestra curada por  la prestigiosa fotógrafa francesa Francoise Huguier. Esto es lo más cercano a un beso de amor en los jardines de Versalles, ante la mirada inquieta de María Antonieta y el Rey Sol.

Incursionar en la fotografía comercial en Panamá, Colombia y Venezuela, ha sido un nuevo camino de provecho y desarrollo personal; la misión ha sido construir un estilo que conmueva, atrape y evoque. La fotografía de Avendaño le permite a las marcas comerciales que pasen a ser un recuerdo privado, propio, en la mente del consumidor. Ese es su estilo publicitario.

Gratamente lo he visto viajar, el mundo es su patio de ensayo y mejora;  cierro los ojos y sé que antes de dar un click, Rómulo respira, siente el terreno y su energía sagrada, mira al cielo con humildad y enfoca; lo sé, he visto cientos de imágenes que gritan emocionadas como la vida está allí, cómo él nos la trae de vuelta para sembrarnos la necesidad de tener el mejor foco posible, ese que da felicidad, plenitud y agradecimiento al Creador; tal vez por ello Rómulo Avendaño se ve a sí mismo como un purista de la imagen, se prohíbe cualquier intervención o modificación en sus fotografías; lo que obliga a estar en permanente aprendizaje, sin dejar de ser flexible ante nuevas técnicas y tendencias.

Esta travesía no es en soledad, una de las cosas más placenteras que ha logrado como fotógrafo es hacer ver a sus hijos Diego Alejando y Sebastián, que la vida es un paisaje sin fin, que ser un buen hombre no es sólo decirlo sino hacerlo, dejar una obra, recomenzar las veces que sean necesarias. La primera vez que lo vi con cámara en mano, guiaba a su pequeño Sebastian a hacer una buena toma, eso me conmovió, me hizo admirarlo sin saber su pasado, ni presente.

Ser un fotógrafo como Rómulo Avendaño es una promesa de esperanza para sus hijos, para todos los que vemos su crecimiento profesional; es la llamada a una Venezuela positiva; saber que vivir del talento es una decisión, muchas veces un mar picado; pero satisfactorio. No crea ciegamente en lo que he escrito, pase a la galería, déjese cautivar y si después de navegar cree que exageré, réteme a que piense distinto de la obra de Rómulo; puedo decir sin duda alguna, que eso no sucederá; usted pasará a la filas de quienes lo admiramos.

Rómulo, esa luz con la que trabajas que “recompone lo que compone”, la rosa de los vientos de Dios contigo siempre. Gracias.

La India 2012

La India 2012

Asincronía / asynchrony

18 jun

El tiempo en que no nos encontramos, hasta que llegó la poesía

The time in which we are not found, until the poetry came

 

—————————–

No escribía desde finales de marzo. El dolor por el país me enfrió las manos, pero uno no puede negarse a las cosas que te rescatan, así que aquí vamos de nuevo, con esta asincronía.

—————————–

Foto de César Yacsirk. Vigo - España. Mayo 2014. Usada con permiso del fotógrafo

Foto de César Yacsirk. Vigo – España. Mayo 2014. Usada con permiso del fotógrafo

Llegamos una noche cualquiera, no pasaba nada extraordinario, hasta el viento se había olvidado de algunas hojas adoloridas del largo otoño. Lo único, lo contundente, es que tú y yo estábamos allí, como colados entre las sombras, la imprudencia, los olvidos.

Justo la luz de esa ventana nos atormentaba, tanto como la idea de escaparnos sin dejar huellas ni mensajes pegados en la nevera, sólo partir como si el neón que nos acorralaba, de repente se transformaba en antorcha de nuestro destino.

Cuando coincidimos de nuevo en mirada y aliento supimos que seguíamos en aquella calle cualquiera, sin viento, sin terminar el otoño, sin futuro que no fuese más que un próximo beso.

——————-

We come one night anyone, nothing extraordinary was happening, up to the wind had forgotten some afflicted leaves of the long autumn. The only thing, the forceful thing, is that you and me were there, like between the shades, the recklessness, the omissions.

Rightly the light of this window was tormenting us, so much as the idea of escaping without leaving either fingerprints or messages gone with the fridge, only to go as if the neon that was intimidating us, suddenly it was transforming in torch of our destiny.

When we coincide again with look and breath, we knew that we were following in that street anyone, without wind, without ending the autumn, without future that was not any more than a close kiss.

Pray before battle / orar antes de la batalla #SOSVenezuela #PrayForVenezuela

29 mar

Bj6xIptCIAANMlK

 

The presence of war as a sulfur and frightening breath. Days stinking leaky gut blood and souls. That country today dizzy and confused indifference of so many tears and smiles. The lack of compassion wearing military and the weight of the boots in our lungs.


Venezuela is torn between murder and prayers prayers seeking salvation, we are being punished for Cuban socialism that our skin starts to tip bullets and hunger.


Glory to those guys who get a Hail Mary before the fight, glory to the fallen.


I don´t know but I am part of the resistance.

 

————————-

monja

 

La presencia de la guerra como un aliento azufrado y aterrador. Dias pestilentes que gotean sangre y destripan almas. Aquella patria de sonrisas hoy mareada y confundida de tantas lágrimas e indiferencia. La ausencia de la compasión vestida de militar y el peso de la botas en nuestros pulmones.


Venezuela se debate entre rezos que asesinan y rezos que buscan salvación; estamos siendo castigados por un socialismo cubano que nos arranca la piel a punta de balazos y hambre.


Gloria a aquellos muchachos que reciben un Salve María antes de la lucha, gloria a los caidos.


Yo no sé ustedes pero yo soy parte de la resistencia

Pedro el buen padrino

26 mar

230942_6604118228_4906_n

 

“He decidido empezar una campaña para que Carla Gabriela Sulbarán y Jesús Hernández bauticen a Eva Lucia por la sencilla razón de que quiero ser su padrino. Que nota de bebé”.

Hace unos días este singular post apareció en la biografía del FB de mi amigo Pedro, al momento de escribir esta nota lleva 32 comentarios sobre el tema, para algunos sorpresa, para otros apoyo, risas, lo más importante nadie en contra ni siquiera en juego.

En mi caso particular después de haberme divertido escribiendo en su muro, tuve que preguntarle que si de verdad de corazón él sentía el compromiso necesario para ser  el padrino de Eva y todo lo que implica asumir ese rol. Se lo pregunté porque yo tengo un sólo ahijado de bautizo y si algo tengo claro es que yo soy parte importante en la crianza de mi “mostro marino” y además ha sido una experiencia extraordinaria que ya lleva 8 años.

Volvamos a Pedro….

Voy a plantear porque yo si creo con toda mi respiración que tú, Pedro, puedes ser un buen padrino y que Dios te mire con dulzura si has de recibir el sí por parte de los papis de Eva. Aqui voy:

Pedro es un hombre bien, eso en este mundo consternado es una hazaña y además probablemente una especie en extinción. Ser un hombre de bien desde la perspectiva de él es no irrespetar la vida de nadie, evitar hacer juicios y ser colaborador en la medida justa de su tiempo y recursos. Para qué le puede servir a Eva que su padrino sea un hombre de bien, que tendrá la dicha no sólo de reconocer en su papá y mamá (que también lo son) sino a través de Pedro que convivir a través del respeto sera en ella la base sólida para ejercer el amor e incluso para manifestar su inconformidad o diferencias, sin la necesidad de atropellar a nadie; entonces hay muchas probabilidades que su crianza la lleve a ser una mujer -de bien-.

Pedro tiene una ternura muy muy particular y sé que les dará risa lo que digo, pero es cierto. Pedro es de esos hombres que tiene el momento preciso para el abrazo mullido, la mirada limpia para hacer un cumplido, la respiración suave cuando es uno el agitado por la tristeza y el silencio justo cuando es mejor solo hacer compañía en contemplación. Es justo esa ternura que si fuese posible habría que meterla en una cajita y dejarla reposar para usa en casos de emergencia. Eva aprendería entonces que a veces tomar de las manos en silencio es mejor que decir mil consejos; Eva al igual que Pedro entonces usaría la ternura para salvar a otro, cuando se cree que ya nada es posible.

Pedro es historiador titulado y de práctica; saber preservar el recuerdo adecuado, contarlo con verdad cierta y además propiciar su divulgación como un condimento esencial de la construcción del futuro, habla de como él cuida sus momentos y el de los suyos. Eva de la mano de Pedro podría entonces convertirse en una coleccionista de momentos, ojalá los más hermosos, ojalá los que sean suficientemente luminosos, para que cuando los tiempos curvos y oscuros aparezcan, ella pueda tener su propia luz, construir su historia con fe.

Pedro es scout, podría escribir páginas y páginas sobre esto, pero lo más importante es que uno, Pedro sabe que la misión de un scout es -servir-, ser ciudadano y además dejar el mundo mejor de como lo encontró; esas acciones son tan diversas desde sembrar un árbol, hasta tener cordura democrática. Entonces Eva tendrá la oportunidad de ir a muchos parques, sentir la brisa con los ojos cerrados y saber que Dios tiene lenguajes diversos; Eva reconocería que la vida es una obra hecha por el Creador y ella una criatura perfecta y útil en ese paisaje – si así lo decide su corazón-.

Pedro sabe lavar platos y ayuda en casa sin queja, con orgullo y además sin esconderlo (al menos así ha sido delante de mí, no sé que opine mi Nieves al respecto). Eva sabrá que mientras se lava platos se puede pensar en el marco teórico de una tesis, recordar a Montejo y encontrar las cosas a tiempo, lo más importante que los hombres son grandes hombres justamente por lo que hacen con más naturalidad y sin tabúes.

Pedro escribe libros, al menos ha publicado uno. Eva entenderá que el legado de nuestra presencia puede ser por varios caminos pero que si se escoge entregar al mundo el conocimiento, entonces deberá esforzarse, tener paciencia y creer en sí misma, a su tiempo, con su ritmo; ser ella misma será el mejor libro publicado.

Pedro tiene perros e incluso cuida los perros de otros en una emergencia. Amar a los animales habla de una visión con respeto y disfrute de las criaturas, así como cuidarlas y convivir con ellas. Eva aprenderá a ser compasiva, reconocer la voluntad de la vida que se repite una y otra vez en la naturaleza y tal vez entregar su cuota de amor por aquellos desamparados o al menos evitar tanto realengo suelto.

¿Aún tienen dudas que Pedro puede ser un buen padrino?

Decidí escribir este post y además hacerlo lo suficientemente público porque estamos en un momento país en que la tragedia, el desamor y la incertidumbre nos los quieren imponer de vestuario; entonces qué mejor que reconocer en alguien su compromiso con el bien y además la generosidad expresa de querer contribuir con la crianza de un bebé.

A eso yo lo llamo ESPERANZA manifiesta, contundente, sin atajos.

1463770_10153528618440352_847180495_n

Pedro… gracias por ser quien eres, por tenerte en mi vida, por entregar sin apego, querer en la distancia y por los que tequeños que comeremos en tu nombre, buen padrino.

Venezuela nublada #SOSVzla #Resistencia

24 mar

Nublada tu presencia, como perdida en los pasillos de mi memoria ya exigua de tanto dolor.

Nublada como mi mirada llena de la sangre de tanto inocente que perdió el derecho al amanecer.

Nublada como el alma de quienes se llaman venezolanos pero no han hecho otra cosa que jugar con nuestro exterminio.

Nublada como cada grito ahogado que se pierde entre las tumbas de nuestros muchachos.

Medio luto, luto completo, luto nuestro y sin reparo.

Te quiero Venezuela aunque sangres… Nublada esperanza, pero esperanza al fin.

Atardecer Isla de Coche - Venezuela - 2012

Atardecer Isla de Coche – Venezuela – 2012

En el día internacional de la mujer (8 de marzo), qué pasa con nosotras en Venezuela

7 mar
noticiasterra

Fotos noticias Terra

Soy fiel creyente y promotora de aquella mujer que fomenta la paz, la creatividad, el entusiasmo; soy parte de ese grupo de mujeres que trabajan para generar alegría y bienestar; no sé vivir sin el esfuerzo diario de ser feliz.

Cabe entonces la pregunta que si en toda esta tragedia de protestas, criminalidad, represión desbordada del gobierno y colectivos que enuncia la paz a punta de pistola, las mujeres como yo tenemos algo qué hacer. La respuesta es: SÍ.

La paz no es un ejercicio rosa, es una acción de resistencia y colaboración; en estas circunstancias vale la pena entregar flores a un guardia nacional, pero también es muy válido llevar agua y comida a quienes están en protesta activa. Hablar con los que piensan diferente a nosotros es una prioridad,  hacerles entender que los que están en calle, los que han muerto asesinados con balas impunes, cada uno de ellos está o estuvo defendiendo derechos fundamentales de todos los venezolanos  como lo son la vida y la alimentación.

El gobierno en su estructura cubanizada tiene a las personas entretenidas haciendo colas por comida y doblegándose a la miseria para que no reclame tanto desastre y desigualdad; ya lo dijo Héctor Rodríguez, Ministro de Educación “No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza pa’ llevarla a la clase media pa’ que después aspiren ser escuálidos”, creo que no hay que explicar mucho esta frase macabra y lapidaria. Tener mejor calidad de vida y oportunidades no te te hace ser un mejor ciudadano y ser humano, sino que te condena a ser de clase media como si fuese sarna en una rata. Qué desgracia que este país esté siendo gobernado por quienes prefieren hundir en la pobreza a su pueblo con tal de no perder el poder.

¿Qué pasó entonces con esta promesa de Chávez? 66172Chávez

 Ah cierto, ya él murió y con él su proyecto de país socialista, que lo único que si logró fue un odio desmedido entre los venezolanos, la erradicación de nuestro pensamiento diverso y tolerante; el adoctrinamiento de los más necesitados y muy dolorosamente el luto que gotea sangre a chorros en las calles venezolanas.

VENEZUELA-POLITICS-OPPOSITION-PROTEST

foto Diario La Voz

Ante toda esta crueldad de un país que ya no existe, pero deseamos reestablecer, qué rol nos toca a las mujeres que aún (creo) estamos cuerdas y sanas de espíritu, una sola cosa: RESISTENCIA. Eso requiere de más coraje que empuñar una piedra, porque ser violento es muy fácil, en algunos, tal vez en los momentos actuales hasta tiene su razón de ser; sin embargo sigo apostando a otro camino; a aquel donde el chavista no es mi enemigo, sino mi hermano venezolano que creyó en una ideología y hoy porque muchos ya abrieron los ojos, saben que no es más que el hundimiento de cualquier derecho a la prosperidad y bienestar.

Las mujeres que creemos en la paz tenemos la obligación de resistir, eso no significa arrodillarnos ante el poder, porque de hecho no estaría escribiendo, pero si de acercarnos más y más a los que creemos contrarios y hacerles ver que la vida es una inmensidad de posibilidades que no pueden sobrevivir en esta ideología cubana que nos está arrancando lo mejor de ser venezolanos.

Ser una mujer en resistencia, es ir a la calle masivamente de forma pacífica y no perder los espacios públicos, no dejar de alzar la voz, la protesta resilente es aquella que no necesita del fuego pero si del amor y fortaleza de la palabra; hay que ir pacificando a los radicales de ambos lados, inundar las redes sociales solicitando y dando apoyo, conversando. Las que escribimos seguir escribiendo, las que lanzan piedras pues… que lancen piedras. Cada rol tiene su razón de ser. Valientes todas aquellas que nos nos estamos escondiendo ante esta macabra represalia.

nuevoherald

Foto Nuevo Herald

Agonizo ante la muerte injustificada, van 20 caídos en las protestas y sumo al Guardia Nacional de ayer,  al muchacho motorizado, ellos también tienen una madre, esposa o hija que llora su asesinato. Nada nos hará recoger la sangre de los hermanos caídos, pensar en el asomo de una guerra civil me sofoca; ese NO puede ser el camino. Somos hermanos, ¡por Dios!, somos hermanos.  

Ver que las mujeres de la Guardia Nacional Bolivariana, cuyo divisa ya no es el honor sino la violencia, son parte de las manos ejecutoras de la tortura y vejación, me llena de vergüenza femenina, nuestras manos están hechas para la caricia, el arrullo, la magia, para proteger; pero muchas de ellas han decidido golpear, violar, ensangrentar a nuestros muchachos; eso tiene un precio muy alto en el espíritu en la psiquis del país, y nos pasa factura inmediata.

Ver las declaraciones firmes y adoloridas de las madres cuyos hijos han sido violentados  en estas protestas y que en réplica  por parte de la Fiscal de la República Luisa Ortega Diaz y de la Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez sólo se reciban burla y descrédito, me llena de impotencia, ira, pero jamás de debilidad o falta de coraje, siento profunda lástima estas piltrafas políticas y su desconexión con las madres venezolanas, su indolencia ante el dolor de otras mujeres quienes han perdido un hijo en manos de la violencia, no olvidemos a los más de 25.000 del 2013. No olvidemos. Se creen eternas, inmunes, la vida se encargará de darles su tributo.

hoyesnoticia

Foto Hoy es Noticia

Mientras muchas seguimos con las manos limpias y dispuestas para resistir a través de las letras  y algunas con los pulmones llenos de bombas lacrimógenas; otras con dulzura para curar las heridas. En mi charla dirigida a las mujeres “Comunicación en voz femenina” hablo sobre la importancia del rescate de la ternura y nuestro rol social, aquel que estimula la creatividad y la armonía; ofrezco ir a los barrios a donde haga falta para dar la charla de forma gratuita, deseo que el mensaje fluya, que seamos partícipes de la paz desde los hogares; es mi aporte ante esta tragedia.

srgshrtyjyrjyr

Estamos de pie, que nadie dude por un momento del coraje de cada mujer venezolana que no está dispuesta a ver la miseria como forma de vida, a aquellas que desde sus espacios personales ceden su tiempo a la verdad y la lucha. No llevamos unos meses, llevamos 15 años sin doblegarnos y llevaremos el tiempo que sea con tal de no ser señaladas por la historia, como las que entregamos al futuro un país ensangrentado y quebrado.

Dignas nosotras las mujeres que fuimos llamadas las del “futuro” por aquellas que en tiempos de Gómez y Pérez Jiménez dieron su pecho por la libertad venezolana, hoy las honro, hoy les doy las gracias.

Argelia Laya, luchadora inagotable por la libertdad y educación en Venezuela (1926 -1997)

Argelia Laya, luchadora inagotable por la libertad y educación en Venezuela (1926 -1997)

El réquiem de San Valentin #SOSVenezuela

14 feb

Las mujeres tenemos una relación particular con la sangre, vivimos muchos años con y sin ella, traemos la vida enrojeciendo y saturando nuestro útero; somos criaturas que vivimos danzando a la luna roja para finalizar un ciclo o por honrar la existencia; pero jamás para la muerte o el exterminio.

Cada mujer venezolana, incluso las que les indiferente los sucesos de esta semana (las hay), sangramos a tres muchachos esta semana; los abortamos, los perdimos. Cierro mi ojos y veo el goteo desbordado sobre el asfalto, la falta de tierra incapaz de absorber la sangre, dejándola allí coagularse al viento, desparramada como nuestra ira y dolor. Huele a óxido mortecino, no hay revoloteo de zamuros, ellos no comen carne inocente, existe un luto tejido al alma, una quemadura profunda que no cesa, que no nos abandona. 

Somos ejecutados a sangre fría por no ser venezolanos de ideal revolucionario, por no portar más armas que nuestras letras y deseo de bienestar. Quieren volvernos fantasmas atrapados en una cola por una harina de maíz o puestos de rodillas como perros lambucios ante un cupo de dólares; tenemos una bota militar pateando lo que nos dejó Bolívar y Miranda; lo que nos dejaron nuestros familiares que lucharon contra Gómez y Pérez Jiménez, apuñalan nuestra libertad; se burlan y nos escupen como hicieron con todos los apresados del 12 de febrero, sin derecho a la justa defensa.

Estoy despellejada, herida, quebrantada, pero aunque esta semana me echaron encima la sangre de nuestros muchachos muertos y sienta la salpicadura roja en mis pupilas, no dejo de creer. NO. Los venezolanos hemos sido y seremos más que esta semana, más que el paro del 2002 o la caída de la Primera República.

Lo siento mucho Nicolás, llena de dolor sigo siendo lo que soy: Mujer venezolana y con pruebas legales, genéticas que me sustentan. Los que estamos en lucha somos lo que tú y tu gente nunca serán, no entienden, no sienten. Tu venezolanismo barato atado a Castro, tu sombra convertida en estiércol del pájaro que te habla, te reduce y aleja  de lo limpio de nuestros llanos, nuestras calles, playas y montañas, las cuales una y otra vez se levantarán aunque nuestras lanzas se vuelvan  coloradas. Esa es tu rabia, reconcomio. Te faltaron abrazos de buenos amigos, el acurruco de una abuela sabia, te faltó amor Nicolás, a ti, a los de tu débil estirpe, por eso recibes órdenes, te arrastras sin rumbo. No tuviste amor Nicolás y  das lástima, es tu fosa, destierro. 

Nicolás… le pusiste música de entierro al Día de la Juventud, Dudamel con su alma vendida al demonio, dirigió cada nota a la perfección como sólo él lo sabe hacer, mientras otros ejecutaban con balas a nuestros muchachos, herían a decenas; abofeteaban nuestro derecho a la protesta. Le pusiste música a tus palabras turbias, sin sentido, ignorantes y malévolas. Ese ritmo macabro lo llevarás tú y los tuyos como un susurro inagotable, seco, interminable, latidos de la revolución sangrienta, golpista, infame. Es el sonido de las balas de cada día, la parranda de los colectivos armados que toman pueblos enteros y gritan ¡Patria!, música roja, réquiem sangriento.

Feliz San Valentin Nicolás.

BgT60LSCUAAaDxH

He conocido un hombre…

5 feb

1262881_10151539784956793_541670111_o

De mirada serena y despierta,

con el encanto que tiene el otoño porque te renueva con cualquier palabra, te destierra cualquier nostalgia,

te deja florecer en el tiempo preciso.

He conocido un hombre…

Que juega con muñecas, pero nunca con una mujer,

de abrazos mullidos y frenesí por vivir.

He conocido un hombre…

Que no hace falta tenerlo cerca, porque viaja en mi corazón,

viaja, simplemente viaja y eso lo hace libre como yo.

He conocido un hombre…

Que no necesita nada de mí, pero cuando estamos juntos la alegría se vuelve canción,

la conversa es una emoción, la vida tiene su razón.

parisvistapanaramica_973x387.jpg

Te he conocido a ti, sin necesidad de saberte mucho más,

solo soy agradecida de tu presencia.

Mi amor contigo para celebrar tu día de aterrizaje angelical.

1457764_10153469318580352_819814730_n

—————————

Para cuando necesites respirar, esta música te conecta a tu ser

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 75 seguidores