Laberinto: Escúchame

Un día en Ávalon

Permíteme estar en silencio
estoy ordenando mi camino
y descifrando los atardeceres en que no estas,
porque ahora he empezado a verlos en blanco y negro.

Permíteme estar en silencio
y si quieres me besas mientras tanto
para que mis susurros te conversen.

Permíteme estar en silencio
mientras me tomas de la mano, se géntil
y descansa sobre mi pecho
alli escuchándome latir
sabrás lo que quiero decir.

Escúchame…

París a contra luz - 2009


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s