Mi Laberinto: #30Libros, día 23. Mujeres que corren con lobos

Hoy toca un libro para volver a leer en la vejez.

Sólo papá Dios sabe si la vejez será destino, pero de ser así y además que quiero que lo sea, “Mujeres que corren con lobos” de Clarissa Pinkola Estés, estará en mi cabecera junto a una revista Vogue, porque ambas publicaciones aunque dicímiles me garantizarán el equilibrio femenino entre la esencia y la vanidad.

Yo lo compre por tres razones, dos de ellas bien superfluas; la primera que la autora casi se llama como yo y cuando vi su bio que decía que era cuentista y psicóloga la sentí cercana; segundo por el título porque por años estuve personificando lobos en una manada scout; pero lo más importante fue lo que leí al reverso: “Dentro de toda mujer, incluso la más reprimida, hay una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad apasionada y sabiduría eterna”; entonces ese libro también me señalaba con un dedito.

Me costó mucho, mucho leerlo, tenía como 25 años cuando lo compré, creo que es un libro que debe llegar a nuestras manos femeninas ya un poco más creciditas. Pero como costumbre que no he perdido, fui dejando papelitos de colores que señalan cosas que en su momento me eran importantes. Este libro me abrió una ventana proyectada hacia el futuro, hablarle a las mujeres de su mundo interior y como el erotismo es una savia esencial para avanzar, sólo si dejamos de lado prejuicios y limitaciones.

Pero también encontré en él a traves de cuentos de origen oral y antiguo, cómo las mujeres hemos dejado que el hombre en su sed de poder nos reste energía y amor; cosa que aún en este siglo hay algunos que ejercitan esa maldición, encima nos dejamos, yo me he dejado. “Ninguna mujer puede permitirse el lujo de dejar que su vida creativa penda de un hilo mientras ella sirve a una relación amorosa, un familiar, un maestro o un amigo antagónico”.

Ese párrafo hay que leerlo una y otra vez, en mi camino femenino y sus múltiples tropiezos pase lo que pase, incluso de data reciente, jamás he dejado de crear, esa lección me quedó tatuada en el alma, y en la escritura diaria entrego mi salvación a cualquier giro de timón, yo sigo creando aunque me sienta desfallecer algunas veces.

Otra de las bellas lecciones está en este párrafo: “La soledad no es ausencia de energía o acción tal como algunos creen, sino una abundancia de provisiones salvajes que el alma nos transmite”. Yo no tuve muy claro esto, hasta que empecé a vivir fuera del nido familiar y resulta que con naturalidad la soledad de mi casa se ha convertido en recinto de creación, la posibilidad de atardeceres con encuentros y un laberinto de vida, en el cual hay salida.

Hay una parte interesante que dice: “Como mujeres tocamos a muchas personas. Sabemos que la palma de la mano es una especie de sensor. Tanto con un abrazo como una palmada o un simple roce del hombro hacemos una lectura de la persona que tocamos”. Vine al mundo con el don especial de  manos que curan, lo descubrí muy joven, lo he usado cuando ha sido necesario, pero a diario acaricio y consiento a la gente que está a mi alrededor; la vida con sus cosas mágicas me ha llevado incluso a usarlas al servicio de la belleza. Las manos son mis aliadas más sublimes y contundentes en la pasión. Las mujeres debemos honrar nuestras manos.

Toda mujer debe leer estar corredera con lobos, yo deseo que al estar viejita mis ojos vuelvan a sus páginas y ojalá con muchas lecciones aprendidas, que mi equipaje de alma se encuentre liviano al ver su contenido de nuevo. Mientras sigo en aprendizaje y acción, tranzando sueños para hacerlos, siendo yo misma. 

Sigo ejercitando una de las difíciles tareas: soltar, desprenderse; pero amando el otoño, como lo hago, y lo viví en mi amada París; y recordando lo que significa para el planeta, este septiembre en particular, he soltado varias amarras internas, me he obligado y lo voy logrando.

No quiero la vida corriendo con lobos, sino caminado descalza desprovista de arraigos innecesarios. Aquí voy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s