Mi Laberinto: Esperando al Principito

Esperando al Principito - Playa Ipanema - Río de Janeiro 2011


No esperes que nadie llegue en un asteroide para salvarte la vida.

De tu historia has lo necesario por ser feliz, aún en los momentos de mayor oscuridad la arena donde pisas puede tener vestigios de luz y conducirte a casa.

Quédate tranquilo ante la ausencia del amor, hay caminos que a algunos nos cuestan más que a otros, ese es el ejercicio de la vida, lo indispensable es que no pierdas jamás el amor por ti mismo.

Aguarda en silencio un tiempo ante la realidad que no te gusta del otro, poco a poco descubrirás que la tuya puede ser más dura, dedícate a tus pasos, no te quedes en la ventana de la vida de los demás.

Lee todo lo que se te cruce en el camino, escucha todo lo que llaman música, probablemente muchas cosas no te gustarán, pero la única manera de descubrir lo que te apasiona es pasando por lo que no te gusta.

Se libre con tu fe, no dudes de la creación universal, nómbralo como que quieras, Dios acepta de nosotros hasta que lo ignoremos, pero eso sí, si vas a emprender el crecimiento espiritual está atento, las sombras que llegan son poderosas, pero la luz siempre puede más.

Contempla el cielo de vez en cuando, pero no dejes tus noches pegadas a las estrellas, la vida que nos toca es pisando tierra; si quieres déjate guiar por ellas, pero ten presente que lo que decidas hacer, no depende de ningún influjo cósmico, sino de tu poder interior.

Quédate solo varias veces, busca momentos de quietud, tu voz interna tiene mucho que decirte, aunque no quieras escucharla. La soledad en realidad no existe, si eres generoso contigo, será tu momento de mayor creación.

Practica la reciprocidad, ama al que te ama y al que no ámalo igual pero en la distancia, es mejor alejarse de lo que no existe como espejo de vida, no insistas en querer llenar de amor a corazones plagados de vanidad, te arrancarán sin darte cuenta tu equilibrio.

Vive tu sexualidad con plenitud, cuida de ella, no la malgastes en morbos vulgares; cuando descubres que un orgasmo es la mayor explosión de tu energía interna, surge el valor por tu cuerpo y el de tu pareja. Experimenta lo que quieras, pero recuerda que tu sexualidad es uno de los pilares de tu alma, no permitas que dañen tus cimientos.

No esperes que nadie llegue en un asteroide para salvarte la vida.

Anuncios

Un comentario en “Mi Laberinto: Esperando al Principito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s