Laberinto a dos voces: su mundo y mi mundo

TU VOZ

“Ahora con saña remarcas cada huella de lo que fueron tus besos,
sin ser yo la culpable del olvido ni del recuerdo,
tan sólo pedía tus ojos y tu alma,
pero recibía tus manos y tu frío.
¿Por qué no incendiarte conmigo?”

MI VOZ

Tengo besos que se volvieron amuletos desde que los dejaste en mi pecho,
se han vuelto mi memoria presente,
porque cuando está ausente de nuevo te beso,
he dilatado mis pupilas hasta que me arranques la vida,
no entendiste que no te daba la espalda, sólo pedía que me tomaras por asalto.
Aqui estoy hecha cenizas ardidas, carboncillo puro de nuestros atardeceres.

corazón entre letras

poema original de Alejandro Cifuentes en su CATALEJO:  ¿Qué harás el día del fin del mundo?

http://cifuenteslucic.wordpress.com/2011/08/08/%c2%bfque-haras-el-dia-del-fin-del-mundo/#comment-444 

Anuncios

2 comentarios en “Laberinto a dos voces: su mundo y mi mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s