Laberinto a dos voces: esperar y llegar

TU VOZ

Soñé tu voz en un beso y tu boca deshizo, suave, la necia inquina que apuñala, que intriga con el sabor quedo de tu recuerdo, ido. Te nombro imposible, te llamo ausencia, exhausto en la zozobra, sumiso en la marea, sabiendo que me lloverá el deseo descalzo hasta despertar en el trinar inquieto del amanecer. No estarás allí, vendrás en mi.

 

—————

MI VOZ

Tengo pasadizos oníricos donde tus manos se posan en mi cara, me guían a tus besos, luego hacia tu espalda. Nunca me he ido, decidí no hacerlo aún viendo mis pies mojarse de incertidumbre y distancias porque contigo descubrí que es cierto, el alma es ilimitada en sus encuentros. No menciono tu nombre, lo grito en silencios ahogados y lo susurro en gemidos encontrados, como una marea enrarecida por la luna y sin control, sin deseo alguno de lograr mesura. Estaré hasta que se abran la puertas del cosmo y Orión nos ciña a su cinturón para apretar sin prisa nuestro amor. Ya llegué.

Bruma terciopelo – Isla de Coche

Entra original poema “Sálvame” de Alejandro Cifuentes en su CATALEJO

http://cifuenteslucic.wordpress.com/2010/09/30/salvame/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s