Mi laberinto: Un cuento para Paula chiguira

Navidad es día de esperanza ingenua, por eso una de mis peticiones es para Paula, la hija de mi amigo, hermano, chiguire amado: Carlos Arteaga. Aqui ellos y sus manos.

Paula nació antes de tiempo, hemos llegado  la concluisón que no podía ser distinto, porque su papá anda siempre atorado y nunca está quieto. Lleva ya muchos días en su incubadora, luchando, creciendo, aprendiendo desde muy chiquita que las mujeres venimos a luchar con todo, incluso contra los pronósticos.

Yo sé que pronto la veremos gatear y luego correr de un solo golpe, mordiendo las paticas de la perrita de la casa, metiéndose debajo de la falda de la bisabuela. Paula hará todo y más; cuando menos imaginemos estaremos convenciendo a su papá que la deje usar el traje de 15 años fucsia que tu tía Claris le dijo, era la última moda en París, pero es que no habrá mucho que convencer al papá, porque Paula, como ha sido desde su nacimiento hará lo que le da la gana, no quedará más que hacer una fiesta muy pink para ella.

Un día, quién sabe en qué país, porque será pata caliente como nosotros y más… Encontrará al amor de su vida, y cuando menos lo pensemos llegará la tarjeta de invitación a la boda, por allá en Finlandia, deberemos correr, bueno no mucho porque ya no habrá cadivi en nuestras vidas. Ella no va a querer vestido de novia, entonces la que tendremos que convencer su mami, abuelas y tías. Yo me tomaré la tarea de bordar a mano su velo de novia y se lo enviaré por correo a ver si se entusiasma.

Mientras Euguimar llorará tanto me me manchará la organza, Carla estará matándose de hambre para entrar en el vestido re diseñado que había usado en aquellos 15 años pink y Marcel estará quejándose del viaje de 22 horas que tendremos que hacer para llegar hasta la boda, pero será el primero en tener la maleta lista y Samuel llevará la caña porque esa gente no sabe de ron.

 Paula debe saber esta navidad que su primer regalo de niño Jesús es nuestro amor incondicional, que la pensamos a diario y que no importa cual sea el camino que ella decida tomar, sea fucsia con velo o no, para mí el mejor regalo que puedo también recibir en esta diciembre es saber la continuidad de sus días hasta que llegue a su cunita en casa.

Con amor a la familia chiguiere… con amor de ese que trae “El Principito” en el cometa….

Ya me encargaré de contárselo a Paula…

 

 

Anuncios

7 comentarios en “Mi laberinto: Un cuento para Paula chiguira

  1. Ella comenzó todo a su manera, Paula es un regalito de dios que me envió para aprender a querer a alguien mas que a mi mismo y la quiero tanto besos solo espero q Gabó leregale unos días

  2. Yo agregaría que el milagro se llama Paula que dios bendiga esta familia estoy seguro que el nombre de Paula sonara mucho en nuestros oídos a prepararse y nuestros corazones que pasen un feliz año nuevo.

  3. Pingback: Mi laberinto: La princesa Pau #30personas (8 dic) | Laberinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s