Mi Laberinto: A mi regreso (desierto de Atacama)

Ahora sé que el desierto es capaz de atesorar milagros, que la naturaleza florece soportando inclemencias, que el corazón resiste cuando la luz de Dios se manifiesta.

A mi regreso quedan semillas de bosques frondosos, senderos limpios donde sentarnos a leer las auroras.

A mi regreso queda la templanza de los designios, el valor de la propia sangre y los deseos ajustados que han dejado de bordear la carne para tejer en el alma.

Sí, a mi regreso queda haber hecho lo necesario para rescatar las sombras y ponerlas a danzar con el sol dorado que se pierde en las dunas.

A mi regreso estás tú. Poeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s