Mi laberinto: Un gerente voluntario – De Scouts, Olimpiadas, gerencia y emoción

 

Los ingleses fueron magnos con los eventos de inauguración y clausura de las Olimpiadas 2012; una de las cosas más gratificantes en el cierre fue ver cómo una y otra vez daban aplausos y menciones al voluntariado que hizo posible que cada área fuese trabajada con eficiencia.  Sebastian Coe presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y quien además fue uno de los atletas que rompió record en atletismo, en Moscow 80, tuvo en su discurso especiales palabras para ellos: “Ahora pueden decir, hicimos Londres 2012”.

 

Sebastian Coe – Moscow 1980

 

Inglaterra tiene profundas raíces con el tema del voluntariado, es en esta nación que nace el movimiento Scout mundial, de la mano de Lord Baden Powell en 1907, así que no es de extrañarse que cuando el Comité Olímpico hizo el llamado, acudieron miles de personas a unirse con tan loable labor, llevar adelante la maquinaria de servicio para los atletas y todos los participantes del evento. No cabe duda alguna que lo logró.

 

 

 

Qué  será eso que los voluntarios tienen de especial, cómo un evento de la talla de las Olimpiadas pone en los hombros de un grupo no remunerado tanta responsabilidad. La respuesta es única: Compromiso. En mi experiencia personal, el escultismo deja tejido en la conciencia la necesidad única de hacer las cosas bien y como cosa fundamental pensando en el otro, no para sí mismo. Entré en los scouts cerca de los doce años, una edad en que el mundo puede ser un lugar negro, pero para mí fue justamente la posibilidad de reconocer mi potencial, ganar amigos que pasaron a ser hermanos y encima hacer tareas dignas por mi comunidad y mi país; así es la vida de un niño o un adolecente que se vuelve scout, un tránsito a ser ciudadano.

 

Como la meta es servir a la ciudad, al entorno; no portar el uniforme no implica que dejemos de tener las premisas básicas del escultismo; cuando empecé a adquirir responsabilidades de gerente, tal vez no tenía madurez para muchas cosas, pero sabía lo fundamental, debía trabajar en equipo y descubrir en cada miembro cuál eran sus competencias y dedicarme a que las desarrollaran, todo en pro de lograr sinergia. Ser gerente con corazón scout no es fácil, se invierte demasiado pensando en el bienestar del otro, pero creo que los resultados son espectaculares. La gente necesita ser reconocida y valorada por su potencial, no discriminada o apartada por sus áreas de oportunidad, allí radica la magia de una gerencia centrada en principios scouts: La gente. Gente que logra buenos resultados; y si lo vemos con lupa lo que nace es el compromiso.

 

Tal vez usted ya no tenga la oportunidad de ser dirigente scout, aunque le tengo la noticia que el movimiento acepta personas desde los 6 años, sin límite de edad, porque todos, cada cual tiene algo que entregar. Pero si de verdad no puede vivirlo le dejo cosas muy sencillas para que su gerencia se centre en principios scouts, ojalá me cuente luego su experiencia:

 

Trabaje en equipo, eso no significa que acepte todo lo que pase o tenga tolerancia extrema, trabajar en equipo para los scouts significa respeto y valorar las habilidades de cada quien. Entonces no pierda tiempo en tratar que alguien mejore algo en lo que jamás será bueno, dele la oportunidad de hacer algo dentro del equipo donde estén realmente sus competencias y dígale lo valioso que es su acción. El fundador del movimiento scout, llamó a esto: Sistema de patrulla.

Sea creativo, el mundo se reinventa así mismo cada día, qué mejor ejemplo que la tecnología. Se puede ser creativo en todas las áreas, incluso las más formales como finanzas o leyes. Ser creativo es no hacer reuniones iguales, permitir tener nuevas experiencias al equipo. Todo tiene solución, pero debe empezar por creerlo y hacer cosas que lo demuestren. Los niños más pequeños scouts llamados Lobeznas y Lobatos tienen una máxima: Vencerse a sí mismo ¡Hágalo!

Comparta con la naturaleza, tómese un tiempo para usted lejos de la ciudad y eso puede incluso aplicarse al equipo, hacer juegos en conjunto, despertar el deseo de competencia respetando al equipo, recordando los momentos de niños, le permiten relajarse, salir de lo formal y acercar a las personas, sin duda saldrán ideas frescas, además de reconocer en el Planeta el sitio que debemos cuidar para preservar la vida. Los scouts llaman a esto: Vida al aire libre.

Enseñe a hacer las cosas no por dinero, sino por voluntad, aproveche que hay cientos de maneras para hacer Responsabilidad Social, permita que su empresa lo haga, proponga proyectos; no por el marco legal sino por convicción. Ayudar a los demás genera vínculos humanos importantes, se le llama solidaridad. Si logramos que cada persona del mundo se ocupe de algo o de alguien de manera voluntaria, tendremos sociedades más plenas de lo que significa ser ciudadano y sin duda muchos más prósperos. El escultismo usa un solo verbo para esto: Servir.

 

 

Ojalá el mundo emprenda muchos eventos grandiosos de las manos voluntarias, como las Olimpíadas de Londres 2012 y su usted desea ser reconocido como líder y no como gerente, adoptar las premisas scout sin dudas lo llevaran por una senda más confiable, inspiradora y con logros sobre su gente.

Por último, no olvide lo que dijo Lord Baden Powell: “Dejar el mundo mejor de cómo lo encontró”, empiece con su mundo interno primero, allí se obrarán los cambios más importantes de su vida y de quienes le rodean.

 

—–

Este artículo también lo puedes encontrar en el blog de ENLAZADOS

http://enlaza-do-s.blogspot.fr/2012/08/un-gerente-voluntario-por-claris.html

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Mi laberinto: Un gerente voluntario – De Scouts, Olimpiadas, gerencia y emoción

  1. Hola Clai!!! Me llena de orgullo tu articulo “Un Gerente Voluntario”, ya que tu descripcion/prosa del articulo es INSUPERABLE!!! lo he re-enviado a muchas personas ya que es exactamente lo que siento, del por que soy SCOUT!!! te convertiste en mis palabras!! gracias!!! Y TE DECIA Q ME LLENA DE ORGULLO Y SATISFACCION que seas tu, una dirigida a la cual siempre le tuve mucho cariño!! saber que después de tantos años de labor voluntaria en el escultismo, VALIO LA PENA!!! que a ti te dejara tan bella convicción de vida!!. Recibe mi afecto y cariño, un fuertiiisiiimo abrazooo!!!
    Marisela Marquina
    0414-345-82-45
    mmarquin@hotmail.com
    p.d.: x si no me recuerdas, soy la esposa del Akela Carlos Yanes del Neptuno, yo trabajaba con la viejita Ina y otros en el Comité de Padres.

    • Mariseelaaaaaaaaaaaaa
      Qué emoción saber de ti, además que me leas y encima que me recuerdes neptuniana. Mil gracias por cada muestra de afecto y convicción de lo que hicieron por nosotros en esa época. La dulzura y paciencia de Carlos. Ustedes fueron nuestro ejemplo siempre y además se quedaron en el corazón.

      A veces las semillas tardan en dar retoño, yo seguiré siendo siempre scout. Un gran abrazo, besos miles a Akela. En el blog está mi experiencia en Amuay, pasa por alli a leer, es triste, pero tal vez te reconfortará saber, que parte de lo que soy hoy, se lo debo a personas como ustedes.

      Buena Caza =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s