Adiós Maya

Al norte un ángel yace amordazado. Al este el llanto ordena sus neblinas.

Al sur mi tierno haz de palmas finas, y al oeste mi puerta y mi cuidado.

Sara de Ibáñez (poetiza uruguaya)

Tu nombre se quedará con nosotros, al menos conmigo, decirte adiós es un alivio pero también es un inmenso dolor, porque seguro no querrás regresar a la tierra que te arrebató a tus padres.

Perdónanos Maya porque no hemos luchado lo suficiente; pero es que también tenemos miedo, y ese miedo nos ha acorralado tanto, que los malos se han apoderado de las calles, pueblos, y vidas de miles de venezolanos.

Estamos tratando de luchar, de verdad que sí, somos muchos los que no queremos que ningún niño viva tu dolor. No estamos de rodillas ante el poder, sino ante la crueldad, debilitados, flotando en nuestros pensamientos de una Venezuela que ha desaparecido de a poco, sin rastros, sin queja. Rezar ya no basta, hay que hacer más, estamos tratando aunque la inercia de la desesperanza nos está costando caro, lo sabemos, ya lo sabemos.

A muchos ya se les olvidó que tus papás partieron porque una moneda devaluada vale más que la desbordada violencia que nos arrebata a diario el talento y a quienes  la luchan de mejorar el país; otros tantos como yo hacemos cada día una cruzada por la paz, damos los buenos días, promovemos la vida sana, el amor y la amabilidad; Maya muchos, de verdad muchos te arrullamos cada noche, y lo sé, no hay nana que sustituya el latido del corazón de tus papás, aún así oramos en tu nombre niña linda, en nombre de todos los niños que les han arrebatado su familia.

El país del cual tus papás estaban enamorados existe, sí, existe, está ahora escondido, herido, tengo la sensación que las cenizas de un volcán nos han cubierto y por eso todo está tan gris y mal oliente, tarde o temprano, espero que temprano, una bocanada de aire fresco nos cubrirá de nuevo y se llevará tanto hollín de muerte. Danos tiempo para recuperar ese país al que no querrás volver pero que te esperará con una gran ternura manifiesta.

Dios te bendiga mi Maya, no te olvido. Dios te bendiga, aunque llegues a dudar de Él, de nosotros.

Adiós Maya.

monica-spear-y-thomas-berry-400x250

——

http://runrun.es/top/98740/asi-resena-la-prensa-global-el-asesinato-de-monica-spear.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s