En el día internacional de la mujer (8 de marzo), qué pasa con nosotras en Venezuela

noticiasterra

Fotos noticias Terra

Soy fiel creyente y promotora de aquella mujer que fomenta la paz, la creatividad, el entusiasmo; soy parte de ese grupo de mujeres que trabajan para generar alegría y bienestar; no sé vivir sin el esfuerzo diario de ser feliz.

Cabe entonces la pregunta que si en toda esta tragedia de protestas, criminalidad, represión desbordada del gobierno y colectivos que enuncia la paz a punta de pistola, las mujeres como yo tenemos algo qué hacer. La respuesta es: SÍ.

La paz no es un ejercicio rosa, es una acción de resistencia y colaboración; en estas circunstancias vale la pena entregar flores a un guardia nacional, pero también es muy válido llevar agua y comida a quienes están en protesta activa. Hablar con los que piensan diferente a nosotros es una prioridad,  hacerles entender que los que están en calle, los que han muerto asesinados con balas impunes, cada uno de ellos está o estuvo defendiendo derechos fundamentales de todos los venezolanos  como lo son la vida y la alimentación.

El gobierno en su estructura cubanizada tiene a las personas entretenidas haciendo colas por comida y doblegándose a la miseria para que no reclame tanto desastre y desigualdad; ya lo dijo Héctor Rodríguez, Ministro de Educación “No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza pa’ llevarla a la clase media pa’ que después aspiren ser escuálidos”, creo que no hay que explicar mucho esta frase macabra y lapidaria. Tener mejor calidad de vida y oportunidades no te te hace ser un mejor ciudadano y ser humano, sino que te condena a ser de clase media como si fuese sarna en una rata. Qué desgracia que este país esté siendo gobernado por quienes prefieren hundir en la pobreza a su pueblo con tal de no perder el poder.

¿Qué pasó entonces con esta promesa de Chávez? 66172Chávez

 Ah cierto, ya él murió y con él su proyecto de país socialista, que lo único que si logró fue un odio desmedido entre los venezolanos, la erradicación de nuestro pensamiento diverso y tolerante; el adoctrinamiento de los más necesitados y muy dolorosamente el luto que gotea sangre a chorros en las calles venezolanas.

VENEZUELA-POLITICS-OPPOSITION-PROTEST

foto Diario La Voz

Ante toda esta crueldad de un país que ya no existe, pero deseamos reestablecer, qué rol nos toca a las mujeres que aún (creo) estamos cuerdas y sanas de espíritu, una sola cosa: RESISTENCIA. Eso requiere de más coraje que empuñar una piedra, porque ser violento es muy fácil, en algunos, tal vez en los momentos actuales hasta tiene su razón de ser; sin embargo sigo apostando a otro camino; a aquel donde el chavista no es mi enemigo, sino mi hermano venezolano que creyó en una ideología y hoy porque muchos ya abrieron los ojos, saben que no es más que el hundimiento de cualquier derecho a la prosperidad y bienestar.

Las mujeres que creemos en la paz tenemos la obligación de resistir, eso no significa arrodillarnos ante el poder, porque de hecho no estaría escribiendo, pero si de acercarnos más y más a los que creemos contrarios y hacerles ver que la vida es una inmensidad de posibilidades que no pueden sobrevivir en esta ideología cubana que nos está arrancando lo mejor de ser venezolanos.

Ser una mujer en resistencia, es ir a la calle masivamente de forma pacífica y no perder los espacios públicos, no dejar de alzar la voz, la protesta resilente es aquella que no necesita del fuego pero si del amor y fortaleza de la palabra; hay que ir pacificando a los radicales de ambos lados, inundar las redes sociales solicitando y dando apoyo, conversando. Las que escribimos seguir escribiendo, las que lanzan piedras pues… que lancen piedras. Cada rol tiene su razón de ser. Valientes todas aquellas que nos nos estamos escondiendo ante esta macabra represalia.

nuevoherald

Foto Nuevo Herald

Agonizo ante la muerte injustificada, van 20 caídos en las protestas y sumo al Guardia Nacional de ayer,  al muchacho motorizado, ellos también tienen una madre, esposa o hija que llora su asesinato. Nada nos hará recoger la sangre de los hermanos caídos, pensar en el asomo de una guerra civil me sofoca; ese NO puede ser el camino. Somos hermanos, ¡por Dios!, somos hermanos.  

Ver que las mujeres de la Guardia Nacional Bolivariana, cuyo divisa ya no es el honor sino la violencia, son parte de las manos ejecutoras de la tortura y vejación, me llena de vergüenza femenina, nuestras manos están hechas para la caricia, el arrullo, la magia, para proteger; pero muchas de ellas han decidido golpear, violar, ensangrentar a nuestros muchachos; eso tiene un precio muy alto en el espíritu en la psiquis del país, y nos pasa factura inmediata.

Ver las declaraciones firmes y adoloridas de las madres cuyos hijos han sido violentados  en estas protestas y que en réplica  por parte de la Fiscal de la República Luisa Ortega Diaz y de la Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez sólo se reciban burla y descrédito, me llena de impotencia, ira, pero jamás de debilidad o falta de coraje, siento profunda lástima estas piltrafas políticas y su desconexión con las madres venezolanas, su indolencia ante el dolor de otras mujeres quienes han perdido un hijo en manos de la violencia, no olvidemos a los más de 25.000 del 2013. No olvidemos. Se creen eternas, inmunes, la vida se encargará de darles su tributo.

hoyesnoticia

Foto Hoy es Noticia

Mientras muchas seguimos con las manos limpias y dispuestas para resistir a través de las letras  y algunas con los pulmones llenos de bombas lacrimógenas; otras con dulzura para curar las heridas. En mi charla dirigida a las mujeres “Comunicación en voz femenina” hablo sobre la importancia del rescate de la ternura y nuestro rol social, aquel que estimula la creatividad y la armonía; ofrezco ir a los barrios a donde haga falta para dar la charla de forma gratuita, deseo que el mensaje fluya, que seamos partícipes de la paz desde los hogares; es mi aporte ante esta tragedia.

srgshrtyjyrjyr

Estamos de pie, que nadie dude por un momento del coraje de cada mujer venezolana que no está dispuesta a ver la miseria como forma de vida, a aquellas que desde sus espacios personales ceden su tiempo a la verdad y la lucha. No llevamos unos meses, llevamos 15 años sin doblegarnos y llevaremos el tiempo que sea con tal de no ser señaladas por la historia, como las que entregamos al futuro un país ensangrentado y quebrado.

Dignas nosotras las mujeres que fuimos llamadas las del “futuro” por aquellas que en tiempos de Gómez y Pérez Jiménez dieron su pecho por la libertad venezolana, hoy las honro, hoy les doy las gracias.

Argelia Laya, luchadora inagotable por la libertdad y educación en Venezuela (1926 -1997)

Argelia Laya, luchadora inagotable por la libertad y educación en Venezuela (1926 -1997)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s