Monseñor José Hernán Sánchez Porras muere en el país de las casas muertas

Fallece Monseñor José Hernán Sánchez Porras, Obispo Castrense se Venezuela, recluido con chikungunya. Es el mismo Obispo que dijo “Pedimos por su salud espiritual y salud corporal para que siga en el ejercicio de sus funciones” refiriéndose a Hugo Chávez, a pesar de cuanto insulto ya había propiciado el comandante a la Iglesia Católica venezolana y aún así se quedó dentro del ejército porque esa era su labor.

Se lo llevó la fiebre, una fumigación no hecha a tiempo, falta de repelente, lo que sea, se lo llevó. Su muerte representa la de tantos sin nombre que no entrarán en la estadística de la peste que nos abraza, a la que yo también me sumo, parte de mis amigos, algunos familiares, cientos y cientos de desconocidos, bebés, ancianos.

Quiero que la ministra de salud, Nancy Pérez, la que se jactó declarando que “El pueblo en la calle contra el Dengue y la Chikungunya” , diga ahora que la muerte de Monseñor fue un hecho aislado, como el amor que el gobierno tiene sobre nosotros, que aislado de Dios, inexistente, macabro. 


País enfermo, gobierno miserable. Venezuela se desangra, muere de fiebre, somos el peor paisaje de aquellas “casas muertas”. 

http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140928/ministra-nancy-perez-encabezo-plan-contra-el-dengue-y-el-chikungunya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s