Un mandala que camina

11990495_10153616386652296_5983046815806103312_n.jpg

Soy una mujer afortunada y Dios inmensamente generoso conmigo al colocar la gente adecuada para que mi corazón vibre enamorado de la vida.

Así es como describo mi encuentro con Florisa, una maga de los mandalas, una mujer de inmensa luz, que ademas está protegida por la Virgen María, en total plenitud, ya que en su casa se manifiesta una imagen emanando aceite santo.

Su camino la ha llevado a dibujar mandalas, se sienta, respira, piensa en la persona, codifica y recrea lo que cada quien describe de sí mismo en una carta que se le envía para que ella haga la conexión. Cada pieza es una obra de arte que muestra nuestra esencia. Otras como la que muestro arriba, es parte de su colección privada.

Los mándalas (o mandalas) son representaciones espirituales, cargadas de símbolos, que conectan con el macrocosmo y el yo de cada quién; son propias del budismo y el hinduismo; pero cada vez más se han popularizado en la cultura occidental, por su impacto sanador en la psiquis profunda y en el espíritu de quien lo pinta, o recibe.

Este fue el mío:

11916109_10156016914315352_2825275684405627520_n

11113626_10153623252412296_1926230987091337532_o

Llegué hasta ella, gracias a la conexión de otra gran maga, Daniela Egui, que insistió e insistió que fuera; ha sido un regalo.

Yo le echo broma diciéndole que un día iba caminando por la plaza Sucre de El Hatillo (Caracas) y vi la puerta abierta de su casa, me metí para más nunca irme. Su casa es mi casa, su mamá es mi mamá, Nuestra Señora la Virgen María decidió que allí mi corazón se llenaría de amor pleno, que en esa manifestación milagrosa, estaría yo envuelta para irme de viaje a seguir mi misión de vida.

Te amo tanto Flori, siento esa nostalgia que me arruga el corazón, pero que me llena de plenitud al saberme de tu manada. Estás en mis oraciones, en mi risa cuando descubro cosas de mí misma que no sabía estaban conmigo.

Deseo que este nuevo año la tranquilidad sea un día a día; que tu puerta nunca deje de sonar para que sigas transformando almas a través de tu luz.

Es un lujo lo que he vivido, es mucho, no sé si soy tan merecedora, pero lo he recibido  a plenitud. Somos hermanas.

Que el cielo nos permita acobijarnos baj0 una misma nube.

Feliz cumpleaños.

……..

A quien le de curiosidad la obra de Florisa, esta es la coordenada en Facebook: Mandalas Naranjo 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s